El destape de
la sangría 


La Sueca es el retorno a la nostalgia. Un viaje al inicio del libertinaje y la democracia en España. La botella nos traslada al verano en un camping de Benidorm de los años 70, tiempos de guateques y a las primeras vacaciones en família en coches abarrotados de gente. Es el recuerdo de aquellos maravillosos veranos concentrado en una botella colorida, simpática y llena de guiños a la época del destape.