La Sueca es una sangría tinta. Garnacha por parte de madre y Tempranillo por parte de padre. El resultado es un vino fresco y afrutado macerado con extractos naturales de zumo de naranja, limón, canela, melocotón, albaricoque, lima y otros frutos rojos durante varias semanas en depósitos de acero inoxidable, hasta que adquiere el toque suequil que buscamos. Posteriormente, añadimos néctar de mosto natural para darle el punto dulce y equilibrado, y voilà!

final_fundido_principioNOTA-DE-CATA-SUECA-LA-SUECA- copia 2.png

La Sueca tiene la intensidad de un amor de verano y el frescor de una playa nudista. Una sangría de 11 grados, de color rojo cereza picota, limpia y brillante. En aroma predomina la canela, los cítricos de la naranja y el melocotón y la intensidad de los frutos rojos. La entrada en boca es fresca, agradable y dulce, dejando un gusto vínico intensamente afrutado y un final FELIZ en mayúsculas.